Todos tenemos invitación al segmento C, dónde el Skoda Octavia se siente muy pero que muy cómodo.

Nada más salir a la calle, prueba de girarte a ambos lados y cuenta cuantos coches del segmento C puedes apreciar. Desde nuestro pesar, en España predomina el segmento C, y es que este segmento está aumentando en ventas en el marco automovilístico de la Europa actual, haciendo especial énfasis en nuestro mercado, en dónde predominan los vehículos de este grupo.

El segmento C es aquel grupo de coches que podemos clasificar según su tamaño, entre 4,25m y 4,55m, y su potencia, entre los 100cv y 150cv, con algunas excepciones. Afortunadamente, el segmento C tiene una virtud que nos encanta y es que acoge a muchos vehículos de distinta categoría y clase. Cualquier que quiera y pueda poner un pié en este segmento encontrará aquello que andaba buscando. No importa cómo de grande o lleno esté el bolsillo, tampoco el número de pasajeros que queramos llevar, simplemente hay que determinar unas posibilidades según nuestra situación que nos llevarán a comprar un modelo u otro. Hay que tener en cuenta que el mundo del automóvil ofrece muchas posibilidades que nos podrían sorprender, y más si nos encontramos en este segmento, en el que podemos encontrar desde un vehículo que vale en torno a los 15.000€ hasta otro que cueste alrededor de 30.000€.

A lo largo de los ejercicios del año 2011, el Skoda Octavia se registró cómo el vehículo del segmento C más vendido. De primeras, nos es bastante curioso y nos sorprende que sea así, pero luego nos paramos a analizar el asunto y deja de sorprendernos, y es que esta berlina media ofrece una muy buena relación calidad-precio. Del Octavia podemos destacar sus cotas, amplitud, habitabilidad, buena calidad percibida (aunque se usen materiales poco “premium”), maletero, motores, consumo, y, finalmente, su precio (evitando el de las versiones más equipadas y con motores más potentes). Y es que hay gente que sabe comprar bien y sabe moverse en el mercado, sabe exprimir el máximo de sus condiciones y elige un producto bueno, valorando siempre el marco económico en el que nos encontramos estos días. Es cierto que Skoda no es una marca que tenga la misma imagen que su modelo a seguir – Volkswagen – y esto es algo que se percibe fácilmente. A pesar de esto, hay que tener ojo por las cosas buenas y Skoda saber poner un buen producto en bandeja, ofreciendo muchos acabados y motorizaciones, siempre para abarcar el máximo de compradores posible. Si lo que buscamos es ahorro, calidad, consumos bajos y espacio optaremos por las motorizaciones diésel de 105cv, que destacan por su finura y consumos. Aun así, hay que ser sinceros, estos motores no brillan en un coche de este tamaño, solamente intentan hacerlo, pero nos permiten desplazarlos con comodidad y consumos contenidos, que es una buena razón. No obstante, hay quienes prefieran vivir otras emociones un poco distintas, y es que, para aquellos conductores que les guste poder pisar bien el acelerador en algunas ocasiones y disfrutar de una conducción más rápida, ágil y hasta un poco deportiva, se ofrecen las comunes versiones diésel de 140cv, que son las más adecuadas, sobretodo si las podemos equipar con el perfecto cambio automático DSG del Grupo Volkswagen. De esta manera, el Skoda Octavia se convierte en un vehículo que no destaca en mucho pero que siempre sorprende en algo, y es muy adecuado para familias de clase media que busquen comodidad, espacio, confort, un buen maletero y una buena relación calidad-precio. Aun así, tal y como hemos dicho antes, en esta clase todo el mundo tiene su invitación, así que esta berlina es tan recomendable para la clase media como para otro tipo de clases. Los precios se sitúan entre los 20.000€ y los 30.000€.

A pesar de que esta berlina sea un buen vehículo de tamaño medio (4,5m aprox.), no hay que olvidar que en el segmento C podemos encontrar desde vehículos de tamaño más reducido o con más volúmen, como lo es el Opel Zafira, o vehículos de las clases mas premium, como lo son el Volkswagen Golf y el Jetta, el Audi A3, el nuevo Clase A de Mercedes-Benz y el BMW serie 1, por citar los principales. Nos gusta que esto sea así, porque la gran mayoría queremos conducir un coche de gama premium, ya sea para aparentar, por subir un escalón, porque nos lo podemos permitir o porque somos fieles a una tradición, y esto es posible dentro de este segmento. Estos vehículos compactos y premium buscan un mayor número de compradores que no se encuentran en la clase mas alta de la sociedad, pudiéndoles ofrecer todo lo bueno de sus marcas a un precio más asequible, aunque siempre se mantengan por encima de la mayoría pero sigan manteniendo esta esencia premium. Confort, deportividad, exclusividad, tradiciones, clase, comodidad, habitabilidad y unas dosis de lujo. No obstante, no siempre son estas marcas más premium las que demuestran más calidad, innovación, superación y sorprendentes cambios, aunque a veces pocos cambios bastan para seguir ofreciendo un buen producto. Aunque para buenos productos no hace falta movernos siempre en lo mismo: ¿gasolina o diésel? Y, ¿por qué no un híbrido? Desde que Toyota empezó a fabricar el Prius, líder en su categoría (categoría de los vehículos híbridos de tamaño medio) y líder en venta de entre los híbridos del mercado europeo, se añade una nueva opción a elegir en este segmento, ofreciendo cierta clase, ecología, excelentes consumos y buenos motores, aunque la calidad del habitáculo no sea su punto fuerte. Un vehículo apto para cualquiera que necesite cierto espacio, una berlina de tamaño medio, nueva y atractiva, un producto bien hecho y una factura de carburante y emisiones muy impecable.

Dicho esto, nuestra reflexión es la siguiente: el segmento C es apto para la gran mayoría, así como lo es también el Skoda Octavia. Es cierto que muchos de los vehículos de este segmento que podemos ver rodando son vehículos destinados al servicio de taxi, ¿pero es que esto es importante? Si así fuera, sería importante porque son vehículos que: la gran mayoría ofrecen buena relación calidad-precio, consiguen buenos consumos, lucen de tener buenos diseños aunque muchos sigan siendo muy tradicionales y tienen espacio suficiente para 4 adultos bien sentados. Aunque acabemos de citar a los adultos, se trata de un segmento no sólo para ellos si no para jóvenes también, para todos aquellos que no quieran un vehículo muy aparatoso, que busquen clase, deportividad o que necesiten un auto para el día a día, para moverse en ciudad o para poder llegar a final de mes con una buena factura de carburante y emisiones, siempre con excepciones. Nos parece que este segmento triunfa porque ofrece lo mejor de muchas marcas y clases, desde un vehículo asequible hasta un coche del terreno premium, desde precios más contenidos hasta para aquellos que tiene más poderío, y es que la evolución de este segmento es muy positiva y muchas marcas están ofreciendo lo mejor de ellas en este segmento con productos buenos y de calidad, y más este año 2012 en que hemos tenido y tendremos incorporaciones muy agradables de recibir.

CAR4US

Nuestro compromiso es tu coche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s